¿Cómo son los matrimonios en América Latina?

Buffer

Muchas cosas se dicen sobre las bodas, matrimonios o casamientos en América Latina; sin embargo, no creo que sean muy diferentes o exóticos, por el contrario, yo diría que son bastante sobrios, tal vez porque las bodas son muy parecidas a las de Europa o Estados Unidos. Podríamos describirlas con estas palabras: iglesia católica, un vestido blanco, anillos y arroz a la salida.

Lo que sí podríamos destacar es que en algunos casos los invitados terminan multiplicándose. Aun cuando las listas de invitados suelen ser bastante largas, pues las familias en América Latina consisten de varios intengrantes, algunas personas deciden llevar invitados sin avisar. De esta forma, poco a poco la lista de participantes se vuelve cada vez más grande. No obstante, bodas son bodas y las tradiciones son casi las mismas para todas.

Existen muchas tradiciones alrededor de estos eventos. Tal vez la más conocida es aquella que habla de tener algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul. ¿Sabes qué tienen de especial estos objetos?

Se dice que esta tradición viene de la Edad Media en Europa y tiene un significado muy especial: algo nuevo es el símbolo de una nueva vida que comienzas llena de esperanzas e ilusiones. Algo viejo que es por lo general una joya, representa el pasado y la familia. Algo prestado, que después de la boda devolverás, representa la felicidad y por eso es preferible que sea de una mujer felizmente casada. Finalmente, debes usar algo azul simboliza fidelidad.

No puedes olvidar dejar las perlas en casa cuando asistas a una boda, pues estas representan lágrimas para la novia.

Otra tradición habla de lanzar el ramo a las solteras, lo que significa que la soltera que se queda con el ramo, será la próxima en casarse. También existe otra forma de ganarse el ramo: la novia se sienta en una silla y debajo del vestido se coloca un zapato de cada una de las integrantes, la dueña del último zapato que quede se lleva el ramo.

¿Cuál es la edad promedio para casarse?

Esta pregunta no es muy fácil de responder, puesto que varía mucho según la región y el nivel socioeconómico. Se dice que las personas con escasos recursos tienden a casarse a eso de los 20 años, mientras que las pesonas de estrato medio o alto esperan hasta los treinta cuando ya han terminado sus estudios y tienen una posible estabilidad laboral.

Como puedes ver las bodas en América Latina no son muy diferentes de las de otros países.

You might also like:

Buffer

Comments Closed