Idiomas Extranjeros: “Nada que temer más que al miedo mismo”. Parte 2.

¿Te has sentido bloqueado(a) cuando se trata de entender una grabación durante un examen o te has quedado sin palabras al escribir un ensayo en un idioma extranjero, aun cuando sabes que lo has estudiado detenidamente? ¿Te preocupa no poder pronunciar o entender correctamente ciertas palabras o te sientes ansioso al practicar con tu compañero de conversación? Si es así, podrías estar sufriendo de Ansiedad de Lenguas Extranjeras.

De acuerdo, probablemente sea una exageración ^^. La Ansiedad de Lenguas Extranjeras (FLA por sus siglas en ingles) es clasificada por los psicólogos como una reacción de ansiedad específica impulsada por la aprehensión de comunicación, ansiedad ante la examinación y el temor a la evaluación negativa. Es un estado de extrema inquietud, nerviosismo, preocupación y aprensión que influye no sólo en la confianza de los estudiantes, sino también en su autoestima, nivel de participación y, por lo tanto, en sus oportunidades de mejora.

Los que sufren de FLA generalmente:

• Se sienten incómodos al comunicarse debido a su “limitado” conocimiento.
• Consideran sus errores como una amenaza a su imagen y temen una evaluación negativa.
• Sienten que el proceso de aprendizaje es una prueba y no una oportunidad para mejorar.
• Evitan participar en las actividades de lenguas extranjeras.

Aunque para los pacientes de FLA la mayoría de las habilidades de la comunicación son desafiantes, la mayoría considera que hablar y escuchar son las tareas más estresantes.

La verdad es que la mayoría de las personas se sienten así de vez en cuando, aunque probablemente no en esta medida. Sin embargo, todavía hay esperanza. Como la mayoría de las ansiedades, FLA es alimentado por nuestras propias experiencias y creencias. Por lo tanto: nosotros tenemos el control 🙂 Aquí hay algunos consejos que te ayudarán a cambiar tu punto de vista sobre el proceso de aprendizaje y así superar tus temores:

• Identifica tu motivación: ¿Cómo contribuirá aprender un nuevo idioma a tus objetivos?¿Esta nueva habilidad te ayudará a alcanzar tus metas profesionales o a comunicarte con las personas que amas? Identificar tu motivación te permitirá concentrarte en lo que es importante para ti y no en tu ansiedad.
• Establecer un nuevo objetivo: la comunicación en vez de la perfección. Concentrarse en darse a entender en lugar de contar los errores que cometemos es la mejor manera de mejorar nuestras habilidades de comunicación. Recuerda que la perfección es un término relativo. Entonces ¿por qué no basar tu definición en la capacidad para comunicarse con los demás? Lo cual me lleva al siguiente consejo:
• Acepta tus errores como parte natural del proceso de aprendizaje. En mi opinión personal, no hay manera de evitar errores durante el aprendizaje. El aprendizaje es sólo eso: un proceso. Y como tal, hay una etapa de prueba y error. Aceptar este hecho te permitirá aprender de tus errores y comunicarte mejor.
• Trabajar con personas que te darán retroalimentación genuinamente positiva.Ya se trate de un maestro, un amigo o un compañero de conversación, la retroalimentación positiva te ayudará a ganar confianza e incluso disfrutar del proceso de aprendizaje.
• Por último, pero no menos importante: darse cuenta de que tienes lo que se necesita para alcanzar tu meta. Todo es cuestión de confianza 😉

Espero que hayas encontrado este artículo útil. Si quieres descubrir qué tanto te limitan tus ansiedades al aprender una lengua extranjera, echa un vistazo a el siguiente enlace!

[English]

You might also like: