La experiencia de una Canaria en Hamburgo

Buffer

Mi experiencia personal en Hamburgo, ciudad hanseática localizada en el norte de Alemania, ha sido inmejorable. Siempre he creído que para que una vivencia en una ciudad extranjera sea positiva se tienen que dar varios factores: simbiosis con la ciudad, aprendizaje y conocimiento del idioma, conocer la cultura y crear lazos de amistad con la gente del lugar.

Es importante familiarizarte primero con el escenario, con lo que te rodea, con esta gran ciudad de vocación marinera bañada por el río Elba y por su afluente, el Alster, con las pequeñas, estrechas y serpenteantes callejuelas que se entrelazan y desembocan en las distintas plazuelas de Altona, visitar el centro neurálgico y de ocio donde se halla la Plaza del Ayuntamiento, ver el maravilloso jardín botánico “Planten un Blomen”, ir a la zona portuaria y contemplar joyas arquitectónicas como el edificio de oficinas “Chile Haus”, con una estructura similar a la proa de un barco o la Filármonica del Elba, una ola de cristal sobre un tradicional edificio de ladrillo a orillas del río. También es interesante conocer el bullicio y jolgorio nocturno de la calle Reeperbahn y las calles aledañas tales como Hamburger Berg, en el distrito de St. Pauli, allí se hallan clubes, restaurantes, el famoso teatro de musicales “Operettenhaus”, otros teatros y cabarets, así como el bar hamburgués “Indra”, que fue el primer local fuera de Inglaterra, en el que actuaron los Beatles. Otro lugar en el que se concentran un gran número de terrazas étnicas y bares, es el barrio multicultural de Sternschanze, conocido por los habitantes de Hamburgo como “Schanze”, con un marcado carácter bohemio y alternativo, en el que predomina la gente joven.

El idioma y el conocimiento de la cultura del país de destino es otro componente importante para integrarse en el país de destino. Interesarse por la lengua alemana, ir a los “Weihnachtsmarkt in Hamburg”(mercados navideños) que hay por toda la ciudad, visitar el famoso mercado del pescado “Fischmarkt”, abierto todos los domingos desde las 5:00 hasta la 9:30 de la mañana, donde se venden al público anguilas ahumadas, frutas, hortalizas, plantas o toda clase de souvenirs, visitar las cinco iglesias luteranas más importantes de la ciudad, conocer algunas de las canciones alemanas más populares, su gastronomía típica (la solla,los sint, el arenque en salazón, rollmops) y algunas de sus bebidas más representativas, tales como el “glühwein” y el “feuerzangenbowle”.

No obstante, y pese a todo lo anterior, lo fundamental de toda ciudad son sus habitantes. Para ser totalmente feliz en un sitio, tienes que haber coincidido con gente que merece la pena, con personas que te contagian alegría, te evocan ternura, te transmiten conocimientos y te hacen sentirte viva, activa y llena de energía. La esencia de Hamburgo radica en todas esas personas que he conocido, tanto en la residencia de la calle Unnastrasse como en la oficina ubicada en Alter Fischmarkt. ¡Gracias por hacer de esta experiencia algo inolvidable!



¿Cuáles son las ventajas de vivir en el extranjero?


[English]


You might also like:

Buffer