Español

¡Trabalenguas!

Share

¿Pensaste que no había trabalenguas en español? Claro que los hay, y muy divertidos por cierto. Como en todos los idiomas, los trabalenguas se utilizan para mejorar la pronunciación de ciertos fonemas, especialmente en los niños. Sin embargo, también pueden ser utilizados cuando alguien quiere aprender español como segunda lengua.

Los sonidos que tal vez son más dificiles de pronunciar son “r” y “tr”. Aun así disfruta leyendo los demás:

  • R con R cigarro, R con R barril, rápido ruedan los carros cargados de azúcar por el ferrocarril.
  • En tres tristes trastos de trigo, tres tristes tigres comían trigo.
    Comían trigo, tres tristes tigres, en tres tristes trastos de trigo.
  • Sobre el triple trapecio de Trípoli trabajaban, trigonométricamente trastrocados, tres tristes triunviros trogloditas, tropezando atribulados contra trípodes, triclinios y otros trastos triturados por el tremendo tetrarca trapense.
  • Pedro Pérez Pereira, pobre pintor portugués, empaca poquitas copitas en poquitos paquetes para poder partir para París.
  • ¿Y cuál te pareció más fácil?

    You might also like:

    • Sorry, but we couldn't find anything useful.

Comments Closed

  1. Ciertamente los trabalenguas se pueden utilizar para aprender un idioma como segunda lengua. Es más, una amiga alemana quiere aprender español y le estoy ayudando. Uno de sus mayores problemas es la pronunciación de la “r” y le he recomendado que practique con alguno de los siguientes trabalenguas:

    – El perro de San Roque no tiene rabo
    porque Ramón Ramírez se lo ha cortado.

    – Quico compra un borrico,
    ni lo compra grande,
    ni lo compra chico.
    Quico con cuatro cuartitos
    compra un borrico
    ni grande, ni chico;
    cuatro cuartitos,
    mas otros cuatro
    le cuesta el borrico.

    ¡Aprender un idioma puede ser muy divertido!