Vivir en el extranjero (¡para principiantes!), parte 1.

Buffer

Así que decidiste conocer otro país. ¡Felicidades! Ya sea por prácticas profesionales, estudios de posgrado o voluntariado por un par de meses, esta experiencia seguramente cambiará tu perspectiva global. Es también una oportunidad para crecer y ponerte a prueba con cosas nuevas. Estás list@ para la aventura?

Si ésta es la primera vez que sales de tu país, probablemente te preguntas cómo será tu nueva vida y te torturas con el sin fin de detallitos que aún no tienes resueltos sobre el viaje. “¿Qué debo llevar en la maleta?”, “¿Cómo será el clima?”, “¿Cómo voy a moverme en una nueva ciudad?”.

Si, conocer un nuevo sistema puede ser estresante. ¡Pero, no te preocupes! Después un rato, te acostumbrarás. Mientras tanto, aquí hay algunas sugerencias que facilitarán tu experiencia:

1. No asumas, ¡pregunta! Ésta es la regla de oro. Al viajar a otro país, no des nada por sentado. Marcar un número local, encontrar un teléfono público o tomar el metro puede ser muy diferente en tu país de destino, así que no dudes en preguntar los detalles.

2. Visado y Transporte: Arregla todos los asuntos legales antes de comprar tu boleto de avión o busca tarifas con fechas de salida flexibles. Los procesos de visado pueden ser complicados dado que cada país tiene una forma diferente de hacer las cosas. Asegúrate de solicitar la visa adecuada y con tiempo suficiente. Dependiendo del país, el visado puede tardar entre 2 y 6 meses, y los costos pueden variar. ¡No olvides incluir estos gastos en tu presupuesto!

3. Seguro: Probablemente no estés planeando enfermarte o sufrir un accidente, pero el seguro de vida es MUY importante. Pregunta en la embajada sobre la covertura mínima solicitada, pues generalmente las visas de largo plazo requieren diferentes tipos de seguro. También puedes pedir recomendaciones sobre compańías de seguros a amigos que recientemente han vivido en el extranjero. Ellos te ofrecerán retroalimentación real sobre estas compańías, que podrás comparar. Asegúrate que tu seguro cubra repatriación de restos, así como gastos médicos mayores (operaciones, emergencias, etc.) y menores (consultas de rutina y medicina para enfermedades comunes).

4. Salud: Si, algunos países solicitan una visita al doctor para un chequeo general o incluso para la aplicación de algunas vacunas necesarias. Pregunta al respecto en la embajada previo a tu cita y una vez hecho el chequeo, no olvides llevar tu cartilla de vacunación o evaluación médica en tu maleta de mano. Si no conoces tu tipo de sangre, es recomendable hacerse una prueba antes de viajar. Guarda los resultados doblados en tu pasaporte o junto con alguna identificación y llévalo SIEMPRE contigo.

5. Empacar:

Antes de hacer una lista:
* Checa un pronóstico del clima para tu estancia en el extranjero.
* Consulta con gente local sobre los artículos clave sin los cuáles no pueden vivir. Investiga sobre precios y descuentos de temporada antes de agregar artículos a tu lista de compras. Algunas cosas son más fáciles de comprar en sitio.
* Si planeas viajar a otras ciudades, escribe una pequeńa lista de lugares que quieres visitar y actividades que deseas realizar. Ésto te ayudará a identificar artículos que generalmente no necesitarías (trajes de bańo, bolsas de dormir, etc.)
* Investiga sobre políticas aduanales y requerimientos de empaque de líquidos y otros artículos.
* Pregúntale a tu aerolinea sobre el número de piezas de equipaje permitidos, así como las restricciones de tamańo y peso y costos de sobrepeso. Investiga si ofrecen descuentos porsta de sobrepeso pagado por adelantado.
* Adaptadores de contacto y reguladores de voltaje pueden ser muy útiles. Investiga si los necesitarás, antes de partir. Tus aparatos electrónicos te lo agradecerán :)

Lista de Equipaje:
* Encuentra un un borrador que te agrade y trabaja sobre él.
* Priorizar: Marca los artículos que NECESITAS e identifica las cosas que no son tan importantes.
* Crea una lista por separado para cada pieza de equipaje y llévalo con tus documentos de viaje.

¡Hora de empacar!:
* Las maletas de 4 ruedas son MUY convenientes pues generalmente no se tiene mucho espacio para poder llevar las maletas a través de pasillos extremadamente estrechos. Comprar una maleta de 4 ruedas te ahorrará líos.
* Coloca tu nombre e información de contacto (dirección de origen y destino, teléfono con código de país) ADENTRO de tu maleta para mayor seguridad. La aerolínea proveerá etiquetas para la parte externa de la maleta, en el aeropuerto.
* Miniaturas: No hay necesidad de llevarse la botella completa de shampoo. Busca versiones pequeńas que ahorran espacio y peso para cosas más importantes.
* Coloca zapatos en bolsas individuales y colócalos alrededor del fondo de la maleta. Utiliza el interior de los zapatos para guardar artículos pequeńos tales como calcetas o ropa interior.
* Envuelve artículos delicados (botellas de vidrio, souvenirs, etc) en plástico de burbujas y colócalos en medio de la maleta, protegidos por varias capas de ropa alrededor.
* NO DOBLES. Coloca la ropa extendida en el fondo de la maleta o enrollala para prevenir arrugas. Aprende más sobre la “técnica de envoltura”.
* Maleta de mano: Empaca un par de jeans, un par de tops y dos juegos de ropa interior en tu maleta de mano, para prevenir en caso de perder la maleta. Medicina importante, lentes de contacto, lentes de lectura, cámara, artículos de limpieza básica para refrescarse (pasta de dientes, cepillo de dientes, perfume, desodorante, etc) y cosas de valor deben llevarse en la maleta de mano.
* Documentos importantes, dinero y otros valores: Éstos artículos deben permanecer contigo en todo momento. Las “rińoneras de viaje” son muy recomendables, en especial al viajar en tren nocturno o en compartimentos compartidos. Sin embargo, también puedes coser bolsillos en el interior de la ropa o utilizar bolsas especiales para el tobillo que pueden ocultarse por debajo de la ropa o de las botas.



Para más consejos, espera la siguiente parte de VIVIR EN EL EXTRANJERO (¡PARA PRINCIPIANTES!)




[English]


You might also like:

Buffer