¿Quién compra un software legal en América Latina?

Yo me atrevería a decir que solo las empresas, aunque en muchas ocasiones estas también buscan alternativas más económicas a Microsoft. Algunas fuentes dicen que el 66% del software en esta región es ilegal. ¿Será esto cierto?

Creo que sí, no obstante, existe una explicación tal vez válida para utilizar software sin licencia, al menos eso dicen algunos. Los precios de las licencias son demasiado elevados, casi siempre puede comprarse otro computador por el mismo valor. Además, si se considera el nivel salarial promedio de Latinoamérica, es evidente que casi nadie podría pagar la instalación de un software legal.

Entonces, ¿cómo se explica que todo el mundo tenga computadores?, ¿de dónde aparece el software y la licencia? Aparentemente, es muy sencillo. Todo el mundo compra con tranquilidad computadores y portátiles en centros comerciales especializados en la venta de estos productos. Sin embargo, casi nadie se muestra angustiado por el origen de la licencia, seguramente porque lo unico que les preocupa es que funcione.

Las copias ilegales o piratas son el pan de cada día en países latinoamericanos. Estas funcionan normalmente, pero ni se te ocurra actualizarlas porque no podrás utilizarlas de nuevo. Aun así, esto no parece ser un obstáculo para los usuarios, pues en ese caso pueden conseguir la nueva versión de tal programa de la misma forma, pirata.

Parece ser que no hay solución para este problema, principalmente porque el poder adquisitivo de los latinoamericanos es muy bajo, y mientras esta situación se mantenga, no creo que haya alguna salida. Los usuarios no “piratean” programas por gusto, lo hacen porque no pueden pagarlos. Estoy segura de que muchas personas comprarían las licencias y disfrutarían de muchos servicios más, si los precios fueran ajustados.

You might also like: