Amor por una ciudad

¿Recuerdas la primera vez que saliste de tu país? ¿Cuál fue la impresión de aquel país o ciudad que visitaste?

Aún recuerdo la sensación de no saber lo que estaba haciendo cuando di los primeros pasos en Heathrow (el aeropuerto principal de Londres). Era la primera vez que salía de México y curiosamente llegué a la ciudad 2 días después de las bombas en el metro de la ciudad, así que como se podrán imaginar el aeropuerto y muchos lugares de la ciudad estaban repletos de policías y medidas de seguridad, lo cual sólo me hizo sentir más nerviosa de lo que ya estaba.

¿Cuál fue mi primera impression?

¡El acento inglés era imposible! Las personas hablaban muy rápido y mi nivel de inglés era en ese entonces muy malo. Salir a pasear por las calles de la ciudad era maravilloso pero al mismo tiempo era difícil cuando tenía que preguntar alguna dirección o comprar cosas, ¡hubo ocasiones en las que no entendía nada de lo que me decían!.

Las calles de Londres: ¡Eran perfectas! Limpias y organizadas, me encantaba caminar por las calles llenas de color y sin basura. La gente no estaba interesada en cómo lucías y tampoco te veían de manera extraña.

Cultura: Cenar temprano en la tarde, té, pubs (bares tradicionales de Inglaterra), vida familiar, etc. ¡Perfección!

Transporte: Lo que más llamó mi atención fueron las personas caminando rápidamente en las estaciones del metro y por supuesto los famosos y clásicos autobuses rojos de la ciudad.

Todo acerca de ésta ciudad es perfecto y a pesar del impredecible clima no la cambio por nada.
Después de algunos años tuve la oportunidad de regresar a Londres y a pesar de que la encontré un tanto diferente, aún sigo pensando que es una de las mejores en todo el mundo.

¿Qué fue lo que cambió?

Nivel de inglés: Muchas cosas cambian cuando eres capaz de comunicarte con las personas que se encuentran a tu alrededor. Saber formular una pregunta facilita mucho la estancia en un país y te permite descubrir cosas que te habías perdido porque no entendiste la primera vez que te explicaron los detalles. ¡El acento obviamente dejó de ser un obstáculol! Si te gusta la forma en que hablan los ingleses, escucharlos será música para tus oídos y disfrutarás cada una de las palabras que compartas con ellos.

Una ciudad nueva: Nunca nos damos cuenta de lo mucho que hemos olvidado acerca de algún lugar. La segunda vez en Londres noté la gran cantidad de personas que se encuentran en los alrededores tratando de llegar a la oficina o los cientos de turistas tomando fotos en cada una de las esquinas. Las calles son relativamente limpias, cuando digo relativamente me refiero a que ésta vez me di cuenta que es posible encontrar basura fuera de su lugar; Londres es después de todo una gran ciudad y por lo tanto, mantenerla perfectamente limpia ha de ser muy dificil. ¡Los autobuses rojos siguen siendo de lo mejor!

Cultura: Despues de visitar diferentes lugares del mundo, al fin pude diferenciar la forma en que las personas inglesas actúan y las cosas que prefieren. En mi primera visita, todo lo que hacían me impresionaba y no pude analizar y observar cada detalle de lo que sucedía a mi alrededor.

¿Es posible sentir cariño por una ciudad?

Mi respuesta sería: ¡Por supuesto que sí! Cuando eres amante de los idiomas y los viajes por el mundo tienes la oportunidad de poder comparar cientos de lugares, compartir tus experiencias y sobre todo el aprender a convivir con personas de diferentes culturas.

En mi caso, he visto varias ciudades y aún pienso que Londres es el lugar perfecto (sin importar la situación financiera o sus defectos). Pienso que te puedes sentir conectado a algún lugar en especial si realmente disfrutas de lo que hay en él: cultura, gente, idioma, arquitectura, etc.

¿Cuál es tu lugar favorito en todo el mundo? ¿Por qué te gusta? Comparte con nosotros tu opinión y escríbela en la barra que se encuentra al final del artículo o a través de Facebook.

[English]

You might also like: