Dificultades de un turista

Viajar es una de las actividades favoritas de muchas personas. Sin embargo, hasta el viajero más experimentado se enfrenta a un gran número de dificultades y situaciones graciosas en cada uno de los lugares que visita, generalmente con comida e idioma. Es verdad que saber inglés facilita un poco la forma en que nos comunicamos con las personas locales, pero siempre nos encontraremos con alguien que no lo hable y entonces tendremos que recurrir a mapas, libros y hasta señas, las cuales no son siempre la mejor opción pero si una de las formas más creativas para darnos a entender. Sin embargo, también el lenguaje corporal puede llegar a ser diferente; alguna vez en Francia, intenté pedir una hamburguesa en inglés y en español pero ninguno funcionó y tuve que conformarme con una deliciosas papas fritas que ellos me dieron satisfechos por haberme “entendido”, lo único que pude hacer entonces fue sonreír, pagar y sentarme a comer.

Antes de cualquier viaje podemos aprender palabras básicas del país o ciudad que vamos a visitar porque aunque se hable el mismo idioma, el uso de algunas palabras es diferente.

Entre las palabras más importantes están:

– Comida.
– Dormir u hotel.
– Baño.
– Autobús o tren (dependiendo del medio de transporte más popular).
– Entrada y salida.
– Los números del 1 al 10.
– Derecha e izquierda.
– Agua, pan y chocolate porque son alimentos que podemos encontrar en cualquier parte del mundo.
– Por qué, cómo , cuándo, dónde, cuánto.

Nunca se puede ocultar el look de turista y mucho menos si llevamos la cámara en mano, pero aunque no tengamos idea de cómo formular preguntas, las personas locales entenderán lo que estamos buscando porque están acostumbradas a ver y hablar con turistas. También podemos hacer una lista con las preguntas más comunes, por ejemplo: ¿qué hora es?, ¿cuánto cuesta?, ¿habla inglés?, etc. Hay algunas guías que ya contienen estas frases pero las podemos complementar si usamos algún traductor en línea para escuchar la pronunciación o también tenemos la opción de mostrar nuestra lista a las personas y señalar lo que queremos preguntar.

Una vez casi muero atropellada por un autobús por no fijarme cómo era la circulación de los coches, así que siempre debemos poner atención en cómo se mueve la gente o de plano seguirlos para no correr ningún riesgo, muchas veces es más fácil si atravesamos las calles junto con ellos.
La comida es un tema un poco más complicado porque cada país e incluso cada familia tiene su propia manera de cocinar. He escuchado que la comida india y la mexicana son difíciles de digerir y casi siempre provocan problemas estomacales. Esto no quiere decir que el sabor sea desagradable, pero los ingredientes pueden llegar a ser demasiado para nuestro estómago. Lo más recomendable es tener medicamentos con nosotros todo el tiempo, sólo para evitar accidentes y disfrutar del viaje.

Existen ciudades que son bastante seguras pero siempre hay que tratar de mantener nuestra mochila o bolsa en la parte delantera mientras viajamos en metro o autobús y sobre todo para mantener seguro el pasaporte (que obviamente siempre debe estar con nosotros).
Nadie se salva de perderse en cualquier momento, siempre es bueno tener un mapa del metro para identificar las zonas turísticas y también la estación más cercana al hotel para tener la opción de regresar si nos llegamos a perder.

El clima influye mucho durante el viaje y hasta en nuestro estado de humor. Es importante investigar acerca del clima para saber qué tipo de ropa empacar y sobre todo para conocer si la cultura de aquel país acepta el tipo de prendas que usaremos. Somo visitantes y debemos guardar cierto respeto por sus ideas y creencias.

Viajar es sin duda alguna increíble pero siempre es agradable regresar a casa, muchas veces nos ayuda a darnos cuenta de las maravillas que tiene nuestro propio país y cultura. ¿Tu qué opinas? ¿Has descubierto algo nuevo de tu país después de haber viajado? ¿Aún piensas lo mismo de tu cultura?

[English]

You might also like: