¡Felicidades, papá!

Esa es, sin duda, la frase más repetida de cada 19 de marzo en España. Al igual que nuestros vecinos italianos, portugueses y andorranos, los españoles celebramos hoy el Día del Padre. A aquellos que no sean católicos podrá parecerles una fecha como otra cualquiera, pero nada más lejos de la realidad. El 19 de marzo también es el Día de San José, padre de Jesucristo, lo que pone de manifiesto la relación tan estrecha que existe entre nuestras festividades y nuestra tradición católica.

El resto de países del mundo celebran el Día del Padre en diferentes fechas, si bien la escogida por la mayoría de ellos, entre los que se encuentra Estados Unidos, es el tercer domingo de junio. No en vano, fue en el país norteamericano donde nació la idea a comienzos del siglo XX y desde donde se fue extendiendo progresivamente hasta convertirse en una de las fechas más señaladas en todos los calendarios.

ES_FatherDay_intext1

En España, su origen parece remontarse a finales de los años 40 del siglo XX. El Día de la Madre venía celebrándose desde hacía algunos años, y a una maestra de Madrid se le ocurrió conmemorar también el Día del Padre ayudando a sus alumnos a hacer un pequeño obsequio para sus padres. La idea fue un éxito, y no tardó en llamar la atención de los grandes almacenes de la época, que no dudaron en promocionar la festividad en su propio beneficio. Más de 60 años después, cada 19 de marzo se vuelve a convertir en una de nuestras excusas favoritas para visitar los centros comerciales.

En los tiempos que corren parece imposible desvincular este tipo de celebraciones del consumismo, tan arraigado en nuestra sociedad. Las tradicionales corbatas, las socorridas colonias o los dispositivos electrónicos de última generación, son algunos de los muchos reclamos utilizados para atraer al máximo número de consumidores en busca del regalo perfecto. En estas fechas, sin embargo, prefiero recordar el origen del Día del Padre en España. Me quedo con la ilusión de tantos niños que, como yo, han hecho con sus manos ceniceros de arcilla, portarretratos de cartón decorados con macarrones o corbatas de cartulina para sus papás desde mediados del pasado siglo XX.

Y vosotros, ¿qué le vais a regalar a vuestro padre?

¡Compartidlo con nosotros abajo!

banner_es

[English]

You might also like:

1 thought on “¡Felicidades, papá!”

Comments are closed.