Italiano: ¿Fácil o difícil de aprender?

Si te gustan los idiomas pero no sabes cuál deberías aprender, entonces el italiano podría ser una buena opción.

Existen diferentes puntos de vista relacionados con el aprendizaje de éste idioma, encontrarás que algunas personas piensan que no es de gran utilidad porque no existen muchos países que lo hablen como idioma nativo (aparte de Italia, San Marino y algunas zonas de Suiza) y ,por otro lado, existen personas que aprenden italiano por el acento, el sonido, la cultura, etc.

Después de pasar unos días con una familia italiana, noté que para la mayoría de los hispanohablantes el italiano podría ser un idioma fácil de aprender debido al gran número de palabras y verbos que son similares además de la pronunciación. Aún sin tener algún conocimiento previo del italiano, necesitaríamos sólo algunas palabras para entender a las personas nativas (a menos que hablen algún dialecto porque entonces sería muy complicado).

Algunas de las principales diferencias y similitudes entre éstos dos idiomas son (los links contienen el audio con la pronunciación de las palabras):

– Leer en italiano es muy fácil porque, al igual que en el español, las palabras se deben leer tal y como están escritas. Existen algunas excepciones:

C – Se pronuncia como “CH”, en español, cuando se encuentra antes de las vocales “i” o “e”. Con el resto de las vocales (a,o,u) se pronuncia igual en ambos idiomas. Ejemplo:

Certo se pronunciaría CHerto.

CH – En italiano, tiene el mismo sonido que la “Q” y “K” cuando se encuentra antes de las vocales i – e. Ejemplo: Chiaro debería sonar como kiaro.

G – Tiene el mismo sonido que la “y” en español cuando se encuentra antes de las vocales “i” o “e”. Ejemplo:
Giallo se pronuncia yialo.

GUI/GUE – Se pronuncia como güe y güi en español. Ejemplo:

Conseguenza se debe pronunciar consegüentsa (la z adquiere el sonido “ts“)

GHE/GHI – Se utiliza la “h” para que el sonido sea parecido a la “g” en guerra o guiño. Con el resto de las vocales no se necesita la “h” para cambiar el sonido.

– La estructura gramatical no difiere mucho del español pero no debemos olvidar que las palabras en plural cambian en ambos idiomas. En español se agrega normalmente una “s” al final de cada palabra para indicar la forma plural pero en italiano se cambia la última vocal de las palabras, por ejemplo:

Italiano: Libro – libri
Español: Libro – libros

– Para marcar la diferencia entre los géneros femenino y masculino en italiano, se usa la “a” y la “o” respectivamente. Los adjetivos también se modifican dependiendo del género, en español usamos la palabra “bravo” para mostrar emoción mientras aplaudimos y sin importar el género, pero en italiano se dice “brava” si se aplaude a una mujer y “bravo” si es para un hombre.

– Los artículos en italiano también se dividen en masculino y femenino pero los primeros se usan de diferente manera. El uso de los artículos masculinos (i, il, lo, gli) depende de la letra con que inicia el sustantivo que lo sigue, pero una vez que se dominan las reglas es muy fácil seleccionar el artículo correcto.

Si no eres hispanohablante pero sabes un poco de español, entender un poco de italiano no debería ser complicado. Aprender éste idioma depende de cada persona y el tiempo que se invierta en su estudio. Hace algunos años aprendí un poco de italiano, los cursos eran cada sábado y para mantener las ideas frescas tenía que leer mis apuntes a lo largo de la semana.

¡Recuerda que para aprender cualquier idioma es primordial practicarlo de manera constante y el italiano no es la excepción!

[English]

You might also like: