Lingüística Forense: ¿Qué hacer con tus habilidades lingüísticas? Segunda Parte.

Así que volvemos a este tema. Después de escribir mi ultimo artículo, encontré algunas profesiones relacionadas con los idiomas que me parecieron interesantes y que no pude resistir compartir con ustedes 🙂 Para aquellos que disfrutaban de las series de CSI, NCIS and Law & Order: Criminal Intent, estos puestos sonarán muy emocionantes!

Lingüística Forense: También conocida como lingüística legal o lenguaje y leyes, esta rama de la lingüística aplicada estudia el uso del lenguaje en el proceso legal. Sus temas de interés incluyen: la dialectología, el estudio de las sutiles diferencias lexicográficas y gramaticales en el idioma en función de los límites culturales y geográficos; el análisis del discurso, en el que los lingüistas identifican el contenido, intención y coherencia de un mensaje, dado cierto contexto (forense); la estilística forense, la identificación de patrones gramaticales y de vocabulario; y la fonética forense, el análisis del tono de voz, entonación, timbre y otros rasgos del habla. De esta forma, el lingüista ayudara otros profesionales legales al identificar o descalificar a alguien como autor de una pieza de evidencia escrita o hablada. Los lingüistas forenses también contribuyen en casos de propiedad intelectual, confirmando o descartando plagio o uso de marcas registradas.

Si esta profesión te interesa, prepárate para un largo periodo de estudio: el campo requiere una formación universitaria en Comunicación o Lingüística, así como una formación de posgrado en Lingüística Forense, finalizando con un total de 6 años de estudio. El conocimiento de otros idiomas también es bien apreciado. La recompensa: un cheque anual promedio de entre $70,000 USD y $100,000 USD, y la posibilidad de disfrutar de los beneficios de trabajar para el gobierno.

Intérprete Jurídico: Si tienes fluidez en uno o más idiomas, y piensas que disfrutarías ayudar a otros en medio de un juzgado, probablemente querrás probar este empleo. Los requerimientos incluyen una educación universitaria y un curso de especialización o de posgrado en Interpretación. Existen oportunidades tanto de auto-empleo (freelancing) como de puestos de tiempo completo, y las ganancias anuales promedio oscilan alrededor de los $51,000 USD.

Traductor Legal: Mientras que el intérprete es responsable de entender y “traducir” (interpretar) un mensaje oral, los traductores se encargan de traducir (por escrito) documentos legales. Dado que la precisión es muy importante, los traductores legales necesitan tener experiencia en el uso de terminología legal, al igual que un excelente conocimiento de su idioma nativo y segunda lengua. El nivel de educación comúnmente requerido es la formación universitaria y los ingresos anuales oscilan alrededor de los $32,000 USD.

¿Conoces algún otro empleo que combine leyes y lingüística? ¡Cuéntanos sobre el tema!

[English]

You might also like: