Los idiomas del futuro

Alguna vez te has preguntado ¿qué idiomas existirán en 2,000 años?

Esta pregunta vino a mi cabeza mientras veía la película “La máquina del tiempo”. El protagonista se golpea la cabeza por accidente y pierde el conocimiento, en consecuencia viaja millones de años al futuro. Cuando despierta se da cuenta que la tierra es un lugar completamente diferente y que los únicos rastros de la cultura americana se han reducido a libros que se convierten en polvo una vez que los tocas y ruinas de lo que alguna vez había sido una biblioteca y, por lo tanto, el único rastro de la existencia del Inglés.

Me puse a pensar entonces: ¿cómo podemos estar seguros que el inglés o el español seguirán existiendo en el futuro?
Hasta la fecha, se han perdido miles de lenguas y dialectos, y aún existen algunas que no alcanzan la centena de personas que las hablan. Las lenguas indígenas han sido las más afectadas y hoy en día, las nuevas generaciones ya no las aprenden como lengua nativa.

En México, aún existen aproximadamente millón y medio de personas que hablan Nahuatl, una de las lenguas más antiguas de éste país y una de las que ha tenido mayor influencia en todo el mundo. La palabra “chocolate”, por ejemplo, se deriva de ésta lengua y su uso se extendió más allá del continente americano. Sin embargo, aún el español se ha ido modificando y ha adquirido vocabulario inglés como parte del léxico, ejemplo: sandwich, cool, golf, club, etc. Estas palabras son mejor conocidas como anglicismos. Existen también unas cuantas como la palabra “football” que sí cuentan con una traducción en español (futbol), pero son pocas en comparación a las que ya forman parte del vocabulario de manera oficial.

Entre las principales razones por las que se han perdido miles de lenguas están:

– Las guerras: En el caso de las lenguas indígenas esta fue la principal razón de su desaparición.
– Enfermedades: Miles de personas emigran para evitar su contagio.
– Matrimonios mixtos: Existen familias en las que se aprende los idiomas de ambos padres, pero generalmente sólo se enseña el idioma con mayor influencia.
– Presión económica y cultural: Las personas bilíngües obtienen mayor prestigio en el momento de buscar trabajo.

Hoy en día se están desarrollando proyectos para salvar y tener registros de las lenguas que están a punto de extinguirse. Se crean diccionarios, se estudian los documentos que aún existen e incluso los lingüístas llegan a grabar sonidos con tal de tener la mayor información posible. ¿Qué haremos entonces para mantener vivas nuestras lenguas? Con la globalización, millones de personas aprenden inglés todos los días y las nuevas economías como China han creado tendencias como el aprendizaje del mandarín, para poder llevar a cabo negocios y para comunicarnos con los habitantes de ese país.

Aún existe un alto porcentaje de migración en todo el mundo pero podemos encargarnos de que nuestras futuras generaciones aprendan las lenguas nativas de los padres, de manera oral y escrita. Con respecto a documentar nuestras lenguas, miles de libros son publicados de manera física y electrónica. La segunda se ha vuelto popular en los últimos años debido a su fácil acceso y tendremos que ser cuidadosos para mantener viva la cultura de la lectura a través de libros.
Podemos también mejorar el nivel de gramática y vocabulario de nuestra propia lengua para que no sufra demasiadas modificaciones a través de los años, transmitir su correcto uso a las siguientes generaciones mantendrá viva la esencia de la misma.

Existen obviamente idiomas más populares que otros, pero el mundo podría cambiar de un día para otro y lo mismo podría pasar con la forma en que nos comunicamos.

Dicho esto, el inglés también es un idioma que sufre modificaciones todos los días, ¿crees que será el mismo en 100 años? ¿crees que también el español seguirá existiendo en el futuro?

[English]

You might also like: