Spain Is Different. Sus Villancicos También

El villancico es un elemento imprescindible para las culturas que celebran la Navidad. Desde Escandinavia hasta el Cono Sur, el que más y el que menos los ha cantado en el colegio, en la iglesia o simplemente en compañía de familiares y de amigos durante alguna de las celebraciones que en tan señaladas fechas se suceden. Estas canciones populares forman parte de nuestra idiosincrasia, y en ellas se ven reflejados muchos de los aspectos culturales (incluso estereotipos) que nos distinguen. Y en esto los españoles, como no podía ser de otra manera, ¡nos llevamos la palma!

Quien conozca las culturas alemana y anglosajona, por ejemplo, sabrá que en ellas la Navidad se concibe más bien como una época de recogimiento y de tranquilidad, lo cual reflejan muy bien muchos de sus villancicos. Si tomamos como ejemplo Noche de paz (Heilige Nacht, Silent night), villancico melodioso por excelencia, probablemente nos vengan a la cabeza imágenes de coros uniformados cantando perfectamente al unísono. Por el contrario, si pensamos en La Marimorena, lo más probable es que nos acordemos de nuestro (achispado) tío Manolo cantando y golpeando una botella de anís con una cucharilla. Y es que a veces los estereotipos sí se corresponden con la realidad, y el de pueblo alegre al que le gusta comer, beber, cantar, bailar y, en definitiva, pasarlo bien con sus seres queridos está muy presente en nuestros villancicos populares.

EnEs intext

   A continuación, os presentamos tres de los rasgos que mejor caracterizan a nuestros peculiares villancicos:

  1. Instrumentos

Para cantar un villancico en España, no nos pueden faltar:

La pandereta

Los cascabeles

La zambomba

La botella de anís y una cuchara

 

  1. Letras inverosímiles

Las hemos aceptado como algo normal, quizás porque riman, aunque probablemente las escribieron después de beberse una botella de anís como la de la foto:

                          LOS PECES EN EL RÍO

Pero mira cómo beben los peces en el río

Pero mira cómo beben por ver a Dios nacido

Beben y beben y vuelven a beber

Los peces en el río por ver a Dios nacer

 

  1. Trabalenguas camuflados

                  HACIA BELÉN VA UNA BURRA, RIN, RIN

Hacia Belén va una burra, rin, rin,
yo me remendaba yo me remendé
yo me eché un remiendo yo me lo quité,

cargada de chocolate

Una lista completa de villancicos populares sería eterna, así que nos despedimos con uno que no falta nunca: La Marimorena.

¡FELIZ NAVIDAD!

P.D. En esta entrada, no podia dejar pasar la oportunidad de mencionar a Evaristo Martínez, mi profesor de civilización alemana en la Universidad de Murcia, que contribuye al aprendizaje de la cultura y de la lengua alemanas desde su blog www.alemanadas.com

 

banner_es

 

 

 

[English]

You might also like:

1 thought on “Spain Is Different. Sus Villancicos También”

Comments are closed.