Suena a Halloween

Días como el de Halloween son para muchos poco más que un sinónimo de indulgencia, diversión y consumismo. En particular, parece existir la creencia de que es todo culpa de la influencia de la cultura americana. Sin embargo, esta es una celebración con orígenes muy antiguos y presente en culturas distantes.

Día de los Muertos: Esta celebración mexicana solía tener lugar durante el mes de agosto (el noveno mes del calendario azteca) por culturas precolombinas como los Mayas y Aztecas. Cuando los españoles llegaron a América, imponiendo su cultura y sus creencias, también impusieron sus festejos religiosos. Los pueblos indígenas se vieron obligados a honrar a sus muertos el día que la tradición cristiana manda, el 2 de noviembre. Aun así, mantuvieron gran parte de las costumbres y rituales de su fiesta, lo que dio lugar al actual Día de los Muertos.

Por otro lado, en Europa, el 31 de octubre significaba para los celtas el final del verano y el comienzo de la mitad oscura del año. Era el momento de recolectar provisiones de sus cosechas y ganado. La del 31 se veía como una noche especial, en la que los muertos podían volver al mundo de los vivos. Se convirtió en costumbre dejar alimentos en forma de ofrenda para que los malos espíritus no causaran ningún daño y para que los buenos pudieran seguir su camino. Con la cristianización, esta fiesta fue asimilada como la víspera del Día de Todos los Santos.

En verano, los japoneses celebran el Festival Obon. Durante 3 días, muestran sus respetos a sus antepasados, visitan sus tumbas y pasan tiempo con la familia. Es tradición encender fuegos para recibir a los espíritus y dejar ofrendas de comida.

En China, se cree que julio es el mes en el que los Fantasmas vuelven al mundo de los vivos. En esta época del año, lo importante es honrar a los antepasados, a los mayores, y hacer ofrendas para los Fantasmas, hambrientos después de días vagando. Algunos de los rituales consisten en quemar incienso y realizar pequeños “altares” con retratos de los muertos, comer con miembros de la familia, o hacer flotar linternas de papel con el nombre de los ancestros.

[English]

You might also like: