Un deporte muy especial

¿Quién habría pensado en hacer deporte mientras toma cerveza? ¿Y no sólo cerveza sino aguardiente? Seguramente no muchas personas habrían considerado esa posibilidad; sin embargo lo es: la cerveza y el deporte van de la mano.

A partir de la ley 613 de 2000, el tejo se convirtió en el deporte nacional de Colombia. Este deporte era practicado hace más de 500 años por los indígenas en la zona de Cundinamarca. Los indígenas usaban un disco de oro de 1,5 libras de peso que llamaban “turmequé”. Después de un tiempo y al volverse tan popular, los jugadores utilizaban un disco de piedra, que finalmente fue sustituido por el tejo, un disco de metal de 9 cm de base y 4 cm de altura.

La cancha es una superficie de 19,50 m., que es la distancia a la que se lanza el tejo. El lugar al que se lanza o bocín es un círculo de 15cm de diámetro con triángulos hechos de polvora llamados mechas. El objetivo de este deporte es lanzar los tejos para hacer explotar las mechas. En caso de que ninguna mecha explote, el tejo que haya llegado más cerca del bocín es el ganador. Las competencias se realizan a nivel individual y grupal.

Los indígenas tomaban por costumbre chicha. Debido a esto, hoy en día, tomar cerveza es practicamente obligatorio durante el juego; de hecho, muchas cervecerías financian varios campeonatos. Otras bebidas como el aguardiente, un licor de anis, también son bienvenidas en la mesa de los jugadores.

A pesar de que el deporte no es muy común entre los jóvenes, existen varios campeonatos con diferentes categorías y modalidades: masculino, femenino, individual, duplas y equipos.

Si nunca han oído hablar sobre el tejo les recomiendo que vean este video:

You might also like: