Una Mujer Mexicana Aterradora

México es aún un país tradicional y a pesar de que las nuevas generaciones son diferentes a las de hace 30 años, todavía se conservan algunas tradiciones, estereotipos y creencias que han sido heredadas por nuestra familia. Algunos viejos estereotipos, y que a la fecha ya están desapareciendo, son: los hombre deben trabajar y las mujeres están hechas para estar en casa, el primer hijo debe ser niño, ir a misa los domingos es obligatorio, etc.

Lo que los mexicanos aún conservan intactas son las leyendas e historias de terror relacionadas con fantasmas y lugares que no debes visitar pasada la media noche. Una de esas leyendas es la famosa “Llorona”.

La llorona es la mujer más temida de México y no es precisamente por sus enojos y berrinches pero sí por sus lloriqueos y gemidos. Se dice que cuando eres capaz de escucharla es porque has hecho algo malo.

Existen diversas versiones de ésta leyenda en toda Latinoamérica y la versión mexicana explica lo siguiente:

La llorona era una mujer que estaba muy enamorada de un hombre de la alta sociedad. Con el tiempo tuvieron hijos y todo estaba bien hasta que ella descubrió que él la engañaba. La tristeza y la decepción nunca son la mejor combinación y ella simplemente no pudo resistirlo. Loca de ira, la llorona mató a sus hijos junto al río e inmediatamente después se suicidó. Desde ese entonces, cada que alguien escucha a la llorona, sus gemidos sólo dicen una cosa: “Ay mis hijos, ay mis hijos”.

Podrá ser la layenda más popular de Méxio pero no deja ser una historia triste. Muchas personas dicen haberla visto con un vestido blanco y la clásica respuesta de las abuelas sería: ¿Qué has estado haciendo para escuchar a la llorona?.

La llorona usualmente se presenta a hombres infieles o personas deshonestas, una vez que la escuchas no te dejará en paz hasta que dejes de actuar de mala manera.

No estoy segura de creer o no en su existencia o de si es capaz de cambiar a un hombre infiel (¡la verdad es que me da miedo y no quiero saber!) pero aún recuerdo la historia de un amigo en la que después de salir de una fiesta decidió caminar a casa porque estaba bastante cerca, según él fue la peor decisión que pudo haber tomado. Después de caminar por un tiempo, empezó a escuchar a una mujer y mientras más se acercaba pudo distinguir lo que ella estaba diciendo: ¡Ay mis hijos!.

El corazón casi se le sale del pecho y empezó a correr hasta su casa que estaba a unos minutos pero fueron unos minutos interminables. Al llegar a casa lo primero que hizo fue encerrarse en su cuarto hasta que la dejó de escuchar.

¡Eso me habría sido suficiente para no hacer cosas malas nunca en mi vida!

Los mexicanos tenemos muchas más leyendas y las compartiré con ustedes más adelante. Ésta leyenda, por ejemplo, tiene un gran pasado porque se piensa que civilizaciones antiguas y hasta los aztecas también tenían una similar sólo que en lugar de correr habrían hecho algún sacrificio o rezo.

¿Existen leyendas en tu país? ¿Cuál es la layenda más popular? ¡Comparte tus comentarios con nosotros!

[English]

You might also like: